Durante la Noche de los Museos, los vecinos viajaron al pasado con paseos a bordo de los antiguos coches La Brugeoise y visitas guiadas al Taller Polvorín.

Así, fueron 270 los invitados a viajar entre las estaciones Perú y Primera Junta en los coches que circularon durante casi 100 años en la Línea A y que fueron declarados Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura porteña en 2013.

Además, más de mil personas pudieron subirse a una “bruja” en el Taller Polvorín, el más antiguo de la red, ubicado en Caballito. Fue construido en 1914 por la Compañía de Tranvías Anglo–Argentina para reparar los coches de la actual Línea A.

Esta actividad fue impulsada junto al Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y Participación Ciudadana, para brindar una experiencia única, con shows musicales y mucha emoción.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *