#NoApaguenRadioAmérica.

El sábado pasado, el empresario que se adjudica la señal de Radio América decidió cortar la transmisión de los periodistas y reemplazarla por música. Los trabajadores continuaron la transmisión por internet a pesar de que hace seis meses no cobran su sueldo, y exigen una solución por parte del Estado para garantizar su trabajo y que no se violente la libertad de expresión. 

#NoApaguenRadioAmérica. Ese fue el hashtag que empezó a circular por Twitter durante la tarde del sábado, alertando sobre lo que estaba pasando puertas adentro de la emisora de Radio América, ubicada en Villa Soldati. El empresario Mariano Martínez Rojas acompañado por dos personas de seguridad irrumpieron en la radio, interrumpieron la transmisión y la reemplazaron por música. Los trabajadores denuncian que el empresario nunca presentó los papeles correspondientes para hacerse cargo de la emisora, a pesar de que él afirma haberla comprado a sus anteriores dueños, Sergio Spolzski y Matías Garfunkel.

El empresario Mariano Martínez Rojas acompañado por dos personas de seguridad irrumpieron en la radio, interrumpieron la transmisión y la reemplazaron por música. Los trabajadores denuncian que el empresario nunca presentó los papeles correspondientes para hacerse cargo de la emisora, a pesar de que él afirma haberla comprado a sus anteriores dueños, Sergio Spolzski y Matías Garfunkel.

Frente a la situación desesperante que se vivía, los trabajadores decidieron continuar la transmisión por internet para hacer escuchar su reclamo. El conflicto en Radio América comenzó en diciembre del año pasado, cuando los dueños de la emisora abandonaron la empresa sin pagarle los sueldos a los trabajadores. Al día de hoy, hace seis meses que no reciben ningún pago por su trabajo, más los correspondientes aguinaldos. Ellos decidieron mantener viva la radio, su fuente de trabajo y espacio en los medios, hasta tener una solución del Estado y de la Justicia. Pero seis meses después, la solución no llega y la situación parece empeorar cada vez más.

“Radio América está cien por ciento operativa” afirmaron los conductores durante la transmisión de emergencia. A pesar de que los anteriores dueños también dejaron de pagar el alquiler de las instalaciones y los servicios como agua, luz e internet, los trabajadores decidieron continuar con su trabajo y ponerse al hombro toda la producción. Martínez Rojas, el empresario que afirma ser dueño de Radio América, declaró a Clarín que los estudios donde se transmite la programación fueron “usurpados por un grupo de ex-trabajadores”, pero ninguno de los empleados de la radio recibieron telegramas de despido y nunca abandonaron sus puestos de trabajo. El conflicto en Radio América comenzó en Diciembre del año pasado, cuando los dueños de la emisora abandonaron la empresa sin pagarle los sueldos a los trabajadores. Al día de hoy, hace seis meses que no reciben ningún pago por su trabajo, más los correspondientes aguinaldos. Ellos decidieron mantener viva la radio, su fuente de trabajo y espacio en los medios, hasta tener una solución del Estado y de la Justicia.

Los trabajadores de Radio América exigen al Estado que intervenga y le dé una solución definitiva a los periodistas, productores y operarios que quieren trabajar dignamente. Luego de la anulación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que regulaba las licencias de los medios, es responsabilidad de la nueva entidad revisar este caso. El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) presidido por Miguel de Godoy, afirmó que hoy analizará a situación de Radio América para encontrar una solución a los 80 empleados titulares y 20 suplentes que forman parte de la empresa.Seis meses después del comienzo del conflicto, parecen recién haber comenzado a interiorizarse en él.

Cabe recordar que las señales radiofónicas de nuestro país son de todos. El Estado otorga licencias a empresarios para que las exploten durante un tiempo limitado, y debe ser el responsable de intervenir frente a cualquier irregularidad. Los medios de comunicación no son una empresa más. Si los periodistas no trabajan en un entorno digno, plural y libre, la información que circula en la sociedad se ve directamente afectada. Desde La Primera Piedra, nos solidarizamos con los trabajadores de Radio América y esperamos que las autoridades medien en esta conflicto a favor del periodismo.

La transmisión de emergencia de Radio América puede escucharse a través de su sitio web (http://1190america.com/) o también a través de las sintonizadoras de radios por internet, como la aplicación Tune In.